Reflexiones de lo AppREnDido.

Una vez finalizado el curso de tutores para la formación en red del INTEF llega la hora de la reflexión, de echar una mirada atrás y analizar lo que se ha aprendido.

logo intefUn aspecto fundamental que se transmite a lo largo del curso es la necesidad de adquirir una competencia lingüística virtual/digital, es decir, saber manejar con cuidado y destreza la interacción con los alumnos, saber elegir en cada mensaje el tono adecuado , de una manera afectiva pero a su vez exigente con las tareas a realizar.

Las actividades que hemos realizado durante el curso me han ayudado a tener presente este aspecto que creo fundamental y que me será de gran utilidad a la hora de mi participación de una posible tutoría de un curso on-line.

Por otro lado, el curso me ha descubierto herramientas que desconocía y que he encontrado muy útiles para la organización de un posible curso on-line, como pueden ser Padlet, Diigo, Pinterest o list.ly.

Éstas y otras herramientas como Google Drive o Dropbox me parecen imprescindibles para desarrollar un tipo de actividades de gran importancia en un curso on line, las “actividades colaborativas”. Considero este tipo de actividades una parte fundamental del curso, ya que fomentan la interacción entre los participantes y consiguen que los alumnos colaboren entre ellos, compartan reflexiones, se organicen etc…aspectos esenciales en el proceso enseñanza-aprendizaje.

También he conocido conceptos como el PLE que considero de gran utilidad a la hora de plantearse un curso de formación on line, es primordial saber elegir un entorno de herramientas adecuadas para la organización del trabajo individual como para la gestión del curso.

Sobretodo el curso me ha enseñado a ser consciente de las particularidades de la formación en red y a actuar en consecuencia en caso de realizar una tutoría, un reto ilusionante pero a su vez de gran responsabilidad. Espero algún día asumir esta responsabilidad y lograr sacar lo mejor de mi mismo y de lo aprendido en el curso.

¡Nos vemos en la red! 🙂

Más que un final, un principio.

Al inicio del curso “Tutores para la formación en red” del INTEF ya era consciente de la importancia de la red en la educación, a todos los niveles y ámbitos. Es una realidad que la red y las herramientas digitales se han instalado cómodamente en la sociedad, por tanto se ve necesaria su inclusión también en la educación.

El curso me ha servido para afianzar esta reflexión y darme cuenta de la importancia de la adquisición de las competencias necesarias para llevar a cabo este reto.

PLE Jaume Ruiz Serra. CC-BY.

La formación en red es una parte de esta aventura, ya que poco a poco se irá instaurando la autoformación dirigida on-line, si bien no a niveles tempranos, primaria y/o secundaría, en la educación no formal y en la formal a niveles superiores será protagonista.

 

El comportamiento digital en la red me ha parecido un tema muy interesante a tratar en el curso. La actividad del análisis de los diferentes tipos de participantes de cursos en red me ha resultado especialmente formativa, el curso me ha descubierto este aspecto y me he visto gratamente sorprendido al reconocerme en uno de esos perfiles.

Sin embargo, me queda la sensación de que queda todavía mucho trabajo por hacer al darme cuenta de las infinitas posibilidades que da la red y de la enorme cantidad de información que se encuentra en ella. Es por esto me parece muy interesante el trabajo del concepto PLE, siendo un gran reto la elección adecuada de las herramientas digitales necesarias para evitar caer en la saturación de entornos y aplicaciones.

Por tanto, más que un final de curso para mí es un principio de otro curso, mi autoformación en red.

 

Curación de contenido: Gestión de la información.

diigo logoLa inmensa cantidad de información que existe en la “nube” en ocasiones no nos permite tener una consciencia crítica y analítica de todo aquello que consultamos. El exceso de dicha información  puede dificultar el acceso a los contenidos de calidad, por lo cual es imprescindible el uso de herramientas que nos ayuden a filtrar y gestionar dichos contenidos.

Marcadores sociales como Diigo o Delicious nos facilitan esta gestión, ayudándonos a organizar links y clasificación contenidos. Con la web 2.0 la distribución de la información pasó de ser personal a ser colaborativa basada en un modelo de etiquetas y marcadores sociales, las llamadas folcsonomías, permitiendo a los usuarios un acceso más fiable y eficiente.

Una actividad que plantearía a mis alumnos consistiría en consensuar una serie de etiquetas que todo ellos usaran durante el curso. La finalidad de la propuesta tendría como objetivo conseguir que todos los alumnos dispongan de un acceso fácil a diferentes contenidos de calidad relacionados con las materias impartidas.

Diigo es una herramienta ideal para este propósito, es intuitiva, fácil de manejar y con muchas posibilidades. Nos permite instalar una extensión en el navegador de forma que a un golpe de click ya tenemos guardada la información, nos permite crear listas que podemos compartir y crear grupos colaborativos. Además, los contenidos se pueden ordenar por etiquetas, para agilizar las tareas de búsqueda. Más que recomendable.

Rúbrica de una actividad colaborativa.

A la hora de realizar el seguimiento de una actividad colaborativa conviene construirnos una rúbrica en la que aparezcan de una manera clara los items que queremos observar en el trabajo realizado por parte de los alumnos.

Comparto una rúbrica elaborada  como  parte de una actividad para el Curso INTEF: Tutoría para la formación en red.

Rubrica de una actividad colaborativa.

Tutorial de Procomún: Primeros Pasos

 

Durante la actividad 1.3 del curso Tutores en Red he realizado un pequeño tutorial de una comunidad de aprendizaje y he elegido Procomún. Es un espació en donde el profesorado comparte recursos y experiencias de su experiencia docente así como reflexiones del entorno educativo. Muy interesante.

Aqui teneis el link a mi Tutorial de una comunidad de aprendizaje de Procomún.